"Crisis y oportunidades"

“Una breve reflexión sobre el Brexit y la oportunidad de construir una Europa más fuerte.”

"Más y mejor Europa"

“El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar.” (Winston Churchill)

lunes, 27 de junio de 2016

El Partido Popular gana las Elecciones Generales del 26 de Junio

El Partido Popular obtiene el apoyo del 33.03% del electorado y obtiene 137 diputados. Mariano Rajoy reafirma su liderazgo al mejorar los resultados obtenidos en las pasadas elecciones del 20 de diciembre (128 escaños y 28,71%).

Fuente: ABC


El Partido Socialista continua en segunda posición con 85 diputados (22,66%). Aunque pierde 5 escaños, logra superar el temido adelantamiento de Unidos Podemos, que queda en tercer lugar.
La coalición de Podemos e Izquierda Unida obtiene 21.10% de los sufragios y 71 diputados.

Finalmente Ciudadanos es el gran damnificado de esta convocatoria electoral. Pierde 8 diputados y queda en cuarta posición con 32 escaños y el 13,05% de los apoyos.

Partidos minoritarios

ERC: 9 escaños (2,63%)
CDC: 8 escaños (2.01%)
PNV: 5 escaños (1,20%)
EH Bildu: 2 escaños (0.77%)
CC: 1 escaño (0.33%)

Comunidad de Madrid

El PP obtiene 15 diputados (38,27%), dos más que en la pasada cita electoral. El Partido Socialista consigue el apoyo del 19,62% de los electores y 7 diputados. Mejora así sus últimos resultados en la Comunidad.

Fuente: ABC

Fuente: ABC

Andalucía 

En la Comunidad Autónoma andaluza, feudo tradicional socialista, el Partido Popular ha superado en votos y escaños al PSOE de Susasa Díaz. En concreto ha obtenido 23 diputados y 33,56% de los votos, frente a los 20 escaños socialistas (31,24%)

Fuente: ABC

Fuente: ABC

Consulta aquí los resultados electorales

Las Cortes Generales se constituirán el próximo 19 de Julio.

domingo, 26 de junio de 2016

Desarollo de la jornada electoral

A las 8.00 horas comenzaba la jornada electoral con la constitución de las mesas electorales. Están formadas por un Presidente y dos vocales. Además participarán los interventores y apoderados de las distintas formaciones políticas.
A las 9:00 horas abrían los colegios electorales, pudiendo ejercer nuestro derecho a voto hasta las 20.00 horas. Como anécdota, el colegio de Villarroya, La Rioja, ha cerrado a las 9.02 horas al haber votados los seis vecinos electores. 


Actualización 10.30 horas

Desde el Centro Nacional de Difusión, La secretaria de Estado de Comunicación, y el subsecretario del Interior, han informado que la apertura de los colegios se ha realizado con total normalidad sin incidencias destacables. 

Primer avance de participación: 

A las 14.00 horas y con un 97,09% de las mesas electorales analizadas, la participación es del 36,84%, frente al 36.91% del pasado 20 de diciembre.


Segundo avance de participación: 

La participación a las 18.00 horas alcanzaba el 51.21%, 7,01 puntos menos que en las anteriores elecciones del 20D.


La próxima rueda de prensa será a las 22.30 horas compadeciendo la Vicepresidenta del Gobierno en funciones junto al Ministro del Interior en funciones. Será entonces cuando se publiquen los resultados provisionales del escrutinio. 

viernes, 24 de junio de 2016

Vota, en libertad

“La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir contra todo lo que pretende defender y estimular” Con estas palabras de Juan Pablo II (1920-2005) afronto las últimas horas de la campaña electoral y la previa del partido del domingo, una final en toda regla. Las presentes elecciones son, sin duda, trascendentales; más si cabe que las del pasado 20 de diciembre. 
Vivimos un momento histórico, tanto como la misma Transición; aquella que el populismo extremista pretende denostar y de la que tanto debemos de aprender. Hoy, como ayer, España se encuentra en una encrucijada. Tiene ante sí la oportunidad de avanzar en la recuperación económica y política y, a la vez, el riesgo de caer en el más profundo de los fracasos. No son, por tanto, unas elecciones al uso. Hoy más que nunca se exige que los ciudadanos voten con libertad y con responsabilidad, decidiendo su futuro sin agravios ni rencores. 
Hace unos días leía una columna de López-Zafra titulada “El voto liberal ante el 26-J” En ella, apelaba al voto responsable ante la posibilidad de que “un partido nacido del odio tenga posibilidades reales de alcanzar el poder […]” Un populismo de extrema izquierda que, disfrazado de socialdemócrata, pretende poner en jaque nuestros derechos constitucionales, la unidad nacional, y el propio Estado de Derecho. Recuérdense, en este sentido, las palabras de Pablo Iglesias allá por 2014: “El cielo no se toma por consenso, sino por asalto” No se puede decir más con menos. 
Con la Constitución, los españoles nos otorgamos un marco de convivencia basado en el imperio de la ley y el reconocimiento y garantía de los derechos fundamentales. La libertad es uno de los valores superiores de nuestro ordenamiento jurídico, materializándose en derechos como la libertad de expresión, de pensamiento, cátedra, información, prensa, religiosa o ambulatoria. Una libertad que, hoy día, se encuentra en peligro a raíz del surgimiento de estos movimientos populistas. No hay más que entrar en las hemerotecas y comprobar la veracidad de mis palabras. 
 El domingo tendremos una nueva cita con la democracia. Votar ya no es sólo un derecho sino también, una obligación. Votar libremente, por supuesto; cada uno al partido político que considere oportuno según sus criterios y principios. Pero recuerda ejercer tu derecho constitucional con conciencia y responsabilidad. Al fin y al cabo la razón debe prevalecer frente a la sinrazón.

"Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciendole pagar al país un precio muy caro" Adolfo Suárez.

martes, 21 de junio de 2016

Crisis y oportunidades


Europa contiene la respiración ante el referéndum del próximo jueves en el que los ciudadanos británicos decidirán su permanencia dentro de la Unión Europea. Todos son conscientes de la gravedad de los acontecimientos y de las consecuencias de una hipotética salida de Reino Unido. El desastre no sólo sería económico, sino también social, jurídico y, evidentemente, político. El efecto imitación podría llevar a otros socios a optar por esta vía, relegando el proyecto comunitario a mera anécdota en la larga historia del viejo continente. 


Sin embargo, esta crisis puede constituir una nueva oportunidad para crecer y hacernos más fuertes. Desde 1957 el avance de la Comunidad Económica Europea -UE- ha sido progresivo. Los países fundadores establecieron las bases de un desarrollo económico, social, político que hoy, en parte, hemos alcanzado. Ahora bien, aún tenemos serios interrogantes a los que debemos dar una respuesta conjunta y unánime: el terrorismo yihadista, la recuperación económica y social, o la crisis humanitaria de los refugiados, son algunos ejemplos.  

Avanzar en la Unión implica la superación de diferentes conflictos internos derivados del complejo sistema institucional: delimitar competencias y simplificar procedimientos para instaurar un modelo más democrático y participativo. Trabajar, en definitiva, para una mayor unión fiscal, financiera, económica y política que acabe con el fantasma de la Europa a dos velocidades, que tanto ha debilitado nuestra credibilidad e incrementado el euroescepticismo. Ya en 2004,  Romano Prodi confeso que «el tren de la Unión no puede siempre moverse a la velocidad del vagón más lento. De hecho, tengo la impresión de que algunos de los vagones no quieren moverse o incluso quieren ir hacia atrás» Un riesgo que hoy día no podemos permitirnos. 

El referéndum del 23 de junio supondrá un antes y un después tanto en las relaciones de Reino Unido con la Unión Europea, como en la concepción misma de nuestra comunidad política. La coyuntura actual genera una serie de óbices y riesgos innegables. Sin embargo, también supone una oportunidad para hacer de Europa una potencia económica y política más fuerte, más democrática y más justa. 

Termino con unos versos del poeta español Antonio Machado:

"Está el hoy abierto al mañana,
mañana al infinito,
hombres de España, ni el pasado ha muerto,
no está el mañana -ni el ayer- escrito." 


lunes, 20 de junio de 2016

Encuesta GAD3 para el diario ABC

El Partido Popular ganaría las elecciones generales con el 30,7% de los sufragios, obteniendo entre 122 y 125 escaños. 

Se trata del último sondeo público hasta la jornada electoral del próximo 26 de Junio, dada la actual redacción del art. 69.7 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General. 


Fuente: ABC
Encuesta GAD 3

En segunda posición se sitúa Unidos Podemos con el 24,9& de los votos, que se traducen en 84-86 escaños. El PSOE, obtiene tan sólo el 21,2% y 79-82 diputados. Finalmente, Ciudadanos pierde apoyos con el 14,1% y 36-38 escaños. 

Por tanto se confirman las tendencias al alza del Partido Popular y Unidos Podemos en detrimento de socialistas y Ciudadanos. 

Macroencuesta de NC Report para "La Razón"

Afrontamos la recta final de una campaña electoral apasionante analizando los datos de los últimos sondeos electorales previos a los comicios del próximo domingo.

A lo largo de la mañana prácticamente la totalidad de diarios de tirada nacional han ido publicando diferentes encuestas sobre intención de voto. Tomaremos como ejemplo la macro encuesta de NC Report para el diario La Razón, si bien las conclusiones son similares en el resto de sondeos.

Fuente: La Razón. NC Report.


El Partido Popular gana las elecciones generales

Mariano Rajoy obtendría un 31,1% de los votos (28.7% el 20D) y entre 126 y 131 escaños. Se confirma la tendencia al alza del PP, superando el listón interno del 30% de sufragios. Lidera 30 de las 52 circunscripciones, entre ellas Madrid, Murcia, Granada, Málaga, las once castellano-leonesas y las cuatro gallegas. (Ver la encuesta completa)

Unidos Podemos supera al Partido Socialista 

La coalición formada por Izquierda Unida y Podemos obtiene sus mejores resultados y se consolida como segunda fuerza política a nivel nacional. Unidos Podemos (y las confluencias) consigue el 25,4% de los sufragios y 82-87 diputados. Se confirma, por tanto, el temido sorpasso al Partido Socialista, que recibe el 21,2% de los apoyos y logra 80-83 escaños. Pedro Sánchez, queda relegado en Madrid a un cuarto puesto con 6 diputados (17,87%).

Fuente La Razón. NC Report


Ciudadanos, en cuarta posición

La formación de Albert Rivera no mejora resultados respecto al pasado 20 de diciembre. O se mantiene con mínimas variaciones o retrocede posiciones. Según NC Report, Ciudadanos podría perder entre 5 y 7 diputados respecto al pasado 20 de diciembre, obteniendo el 13,2% de los apoyos y 33-35 escaños.

 Una abstención histórica

Si en las pasadas elecciones la abstención registrada fue de un 30,3%, (más de 11 millones de españoles decidieron no ir a votar), para el 26J el porcentaje de ciudadanos que probablemente no voten será mayor, del 35,4% según el tracking de NC Report. Hay que remontarse a las generales de 1979 para encontrar una abstención del 32%.

 Política de pactos

Nos encontramos por tanto ante un escenario muy fragmentado, similar al del pasado 20 de diciembre. Dado que ninguna fuerza política obtiene mayoría, los dirigentes se verán obligados a llegar a acuerdos para garantizar un Gobierno estable que afronte una de las legislaturas más difíciles de la democracia.

Fuente: La Razón NC Report
El escenario más deseable es la denominada gran coalición: La unión de PP, PSOE y Ciudadanos supondría una mayoría de 206/214 diputados, generando una estabilidad más que necesaria en los tiempos que corren. Dada la negativa del Partido Socialista, la segunda opción que se plantea es un gobierno del Partido Popular con el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PSOE (159-166 diputados)

La tercera posibilidad es un Gobierno de Unidos Podemos con el Partido Socialista. Sumarían entre 162 y 170 escaños, siendo necesario el apoyo de un tercer partido, como el PNV con 6 diputados para alcanzar la mayoría absoluta. Dentro del PSOE han negado una y otra vez este escenario dadas las trágicas consecuencias a las que se vería avocado el Partido.

Finalmente, la suma de socialistas y ciudadanos impide reeditar el "Pacto del Abrazo". Ambas formaciones obtendrían entre 113 y 118 escaños insuficientes para superar la mayoría del grupo popular (126-131).


domingo, 12 de junio de 2016

Tocado y hundido

El último barómetro del CIS lo confirmaba el pasado jueves. La coalición Unidos-Podemos podría adelantar al Partido Socialista, no sólo en porcentaje de voto (25,6%) sino también en escaños. Pablo Iglesias obtendría entre 88 y 92 escaños, relegando al PSOE a la tercera posición con 78-80 diputados y un 21,2% de los sufragios.

De confirmarse estos resultados el próximo 26 de junio, Pedro Sánchez quedaría tocado y prácticamente hundido. Los socialistas obtendrían el peor resultado electoral desde 1977, perderían el liderazgo de la oposición y la crisis interna sería abrumadora. El Partido hecho añicos.

El denominado “sorpasso” ha estado presente en todos los debates políticos desde la convocatoria de las elecciones. Ya en otoño pasado se planteó la posibilidad cuando Iglesias y Alberto Garzón iniciaron conversaciones. Si bien entonces no se materializaron acuerdos electorales, la actual coalición Unidos Podemos está cosechando importantes resultados. Aunque en política, dos más dos nunca son cuatro, las últimas encuestas avalan la estrategia electoral de la formación morada.

Por su parte, la actitud del PSOE y su secretario general no han ayudado mucho a evitar el adelantamiento. Durante los últimos años, los socialistas han llegado a acuerdos con Podemos y sus confluencias, tanto en CCAA como en ayuntamientos. Madrid, Barcelona, Cádiz, o Valencia son algunos ejemplos. En su momento, la operación fue muy cuestionada dado el alto riesgo que asumía el Partido Socialista. “El abrazo del oso” se confirma. Lo que en principio fue una aparente demostración de afecto político, se transforma en un desgaste político de graves consecuencias.

El PSOE queda en una situación sumamente delicada. Débil y cansado, tiene ante sí una campaña decisiva. Para él, la verdadera pugna no estará en la lucha por La Moncloa, sino en el control hegemónico de la izquierda. Pedro Sánchez ha tardado mucho en asumir que su enemigo no es el Partido Popular sino el propio Pablo Iglesias. Y puede que ya sea demasiado tarde para remediarlo.